La comunidad denuncia jóvenes consumidores en el barrio Bochica

Photo Credit To Lamañanaonline.com.ar

Vecinos del barrio Bochica sur denunciaron en Vientos Estéreo desmanes por parte de un grupo de jóvenes que están beneficiándose de un programa de IDIPRON  y se encuentran capacitándose en el colegio Fe y Alegría aledaño a este sector de Rafael Uribe Uribe. La comunidad está desesperada porque según dicen, los jóvenes están consumiendo marihuana en la via pública y en los buses del SITP. La cuestión ha llegado al punto de que el comercio no abre por las mañanas ante el temor de que aparezcan estos muchachos.

Según afirman los vecinos del sector, estos jóvenes se cuelan en los buses y también consumen grandes cantidades de alucinógenos. Son jóvenes adultos que consumen por las horas de la noche, a la salida de sus actividades académicas. Ellos no son habitantes del sector, sino de otras partes de la localidad. Su actividad académica es principalmente la validación del bachillerato. Algunos vecinos afirman que también cometen actividades delictivas como atracos a otros jóvenes y riñas con armas blancas. El IDIPRON no se ha manifestado al respecto de esta problemática.

El presidente de la junta de acción comunal del barrio, el señor Ernesto Becerra afirmó:

Ellos llegaron aquí de un momento a otro y a mí como presidente de junta no me comunicaron nada ni concientizaron tampoco con la comunidad. De manera pues que la llegada de ellos se nos ha convertido en un problema delicado porque ellos van llegando en la mañana y la gente no abre los negocios hasta que ellos no estén internamente aquí en los salones de Fé y Alegría. Lo mismo para la salida, para la salida la gente también cierra los negocios porque es que ellos llegan a las panaderías, cafeterías y piden y no pagan. Se van de bravos. Otro problema que tenemos es en los alimentadores, porque en los alimentadores y en la estación de Transmilenio de Molinos resulta que nos están pasando los torniquetes por encima y rabiando la gente a todo momento, de manera pues que la llegada de esta gente aquí del IDIPRON si nos ha causado mucho problema. Mucho problema porque se aumentó el consumo de droga en el parque de la virgen. El jueves estaban dándose cuchillo unos muchachos que salieron de aquí y se fueron para allá, para el parque de la virgen dándose cuchillo de manera pues que en verdad estamos muy disgustados con el IDIPRON y con Fé y Alegría que arrendó estos terrenos y no nos comunicó a nosotros.

Esta es una situación muy compleja porque estos jóvenes son de alto riesgo y el distrito ha creído en ellos invirtiendo en los mismos para que salgan de la situación en la que se encuentran. Las intenciones del IDIPRON son buenas, aunque parece ser que estos jóvenes no las están aprovechando.

Desde hace varias semanas se ha intentado entablar comunicación con el señor Roberto Contreras, gerente del IDIPRON y no ha sido posible. Él no ha pasado al teléfono ni ha concedido una entrevista para hablar sobre ese tema. No se ha sabido qué piensa la institución sobre estas denuncias y qué soluciones le va a plantear a la comunidad. En Vientos Estéreo queda el espacio para que el directivo responda a la comunidad sobre esta situación.

About The Author

Related posts

Leave a Reply