El Poder  empieza por un  tamal

Por: HERNANDO URRUTIA – Director de Programación Vientos Stereo.

“Si usted recibió un tamal ya no tiene derecho a reclamar” dice Navas Talero el representante a la cámara y hasta tiene razón, a partir de la recibida de un inocente tamal o la lechona o lo que es más perverso la platica en rama  por su voto, usted pasa a ser parte del poder, pero no va a gobernar sino a soportar las decisiones que su donante tamalero va a ejecutar en los cuerpos colegiados o en el ejecutivo. ¿en serio usted todavía cree que  está exento de las diabluras contra el pueblo que llegan a cometer los mandatarios?

No se ha puesto a pensar que las decisiones gubernamentales están avaladas por una  suculenta lechona?

¡¡¡¡A pero si yo no la recibo otro si se la come y no pasa nada!!!

Cuanto se desgañitaron por el doctor Peñalosa, incluyendo vendedores informales, pensando en que no pasaba nada??

Pero pasó algo, cuando estábamos entusiasmados  con la democracia

Llegó alguien  que venía  no propiamente a salvar a los vendedores informales y a los ciudadanos bogotanos sino a hacer negocios con la ciudad a costa de la naturaleza, las vías y el transporte y  por lo tanto los arrepentidos, así gritaran después  para esa etapa ya no había tamal.

Claro, hablamos  del tamal como símbolo pero hay muchos equivalentes, lo cierto es que debemos saber que una arremetida como hemos visto del ESMAD empieza cuando se recibe un tamal en nuestro barrio, primera escala del corrupsel de la contratación

Foto: Facebook de Hernando Urrutia

Ilustración: Hernán Riaño

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply