Medicina alternativa, la solución al problema de la salud

Por: Sergio Maldonado – Periodista Universidad Central

Usuarios de las EPS han decidido optar por la medicina alternativa, debido a los numerosos problemas e inconvenientes que el sistema general de salud en Colombia ha presentado a lo largo de los últimos años.

Según Antonio Ardila Vargas, quien es uno de los muchos ciudadanos que mensualmente paga su cuota correspondiente a los servicios de salud, y actualmente sigue un tratamiento debido a una insuficiencia en los riñones; los tiempos de respuesta en los procedimientos establecidos en entidades de medicina tradicional son extremadamente largos, lo que retrasa su proceso de recuperación, razón por la cual prefiere invertir un valor extra en un médico alternativo antes que quedarse esperando una respuesta por parte de su entidad.

 

A pesar de que el sistema de salud colombiano cuenta actualmente con una amplia oferta de EPS (Entidad promotora de salud), son muchos los ciudadanos que aún teniendo habilitada la posibilidad de utilizar los servicios que ofrecen estas entidades, optan por tomar sus consultas con profesionales de la medicina alternativa, argumentando evitar el desgaste y la tramitología que se presenta en un tratamiento médico tradicional. Existe también una queja constante respecto a algunos médicos que atienden en las EPS, pues muchos son practicantes, motivo que genera inseguridad en los usuarios, y como consecuencia no permite que los pacientes confíen en los diagnósticos que estos dan. La entrega de medicamentos también presenta inconformidades, debido a la habitual demora para que estos sean entregados y a la falta de reservas de algunos de los fármacos.

 

“Han surgido muchas enfermedades extrañas, y el sistema de salud ha limitado mucho el acceso a las personas. El paciente cuando está enfermo busca respuestas y no las encuentra. Pide una cita y se la niegan, o va de un doctor a otro y se le complica el acceso; las personas van perdiendo la esperanza en recuperarse y en someterse a un tratamiento. Entonces, es por esto que la medicina alternativa es vista como una esperanza” afirma la Dra. Natalia Vélez Díaz, Jefe de auditoría médica de la Clínica de Marly.

 

Así mismo, el Dr. Juan Guillermo Calderón, médico general de la Universidad de la Sabana, expresa que la decisión que toman algunos pacientes de trasladarse de la medicina tradicional a la alternativa, se debe a que el sistema de salud colombiano pone ante el usuario muchas barreras para poder acceder a un profesional de la salud, por lo que es entendible que busquen un lugar en el cual no les pongan tantos impedimentos para alcanzar la cura o el tratamiento que buscan para su enfermedad.

 

La creciente visita de usuarios a profesionales de la salud que practican la medicina alternativa, entendida según la ley 1164 de 2007 como “aquellas técnicas prácticas, procedimientos, enfoques o conocimientos que utilizan la estimulación del funcionamiento de las leyes naturales para la autorregulación del ser humano con el objeto de promover, prevenir, tratar y rehabilitar la salud de la población desde un pensamiento holístico”, se ha hecho más constante en los últimos años, debido a múltiples motivos que conducen a los colombianos a buscar diferentes opciones para el tratamiento de sus enfermedades. Una de las razones por las cuales se ha evidenciado el auge de esta modalidad, se debe a las diferentes limitantes que el actual sistema de salud en Colombia ofrece para los ciudadanos. Los extensos trámites para acceder a citas médicas con especialistas, para recibir medicamentos, o tan solo para ser atendido en alguna sede que preste servicios de atención médica, hacen que el usuario prefiera un tratamiento más ágil y efectivo, así deba reevaluar la modalidad de la medicina que lo va a diagnosticar.

 

Terapias manuales como la acupuntura, los masajes tuina (medicina tradicional china), la osteopatía, la homotoxicología, la homeopatía pura, la sintergética, el balance polar, entre muchas otras prácticas, hacen parte de la medina alternativa, vista según la Dra. Martha B. Viñas, médica especialista en medicina tradicional oriental, como una modalidad más holística, enfocada a ver al paciente como una unidad íntegra, tanto en mente, como en espíritu y cuerpo. Afirma la Dra. Viñas que “en esta práctica el manejo que se le da al paciente es mucho más humano, se le acompaña para que entienda, acepte y comprenda su patología, sin crearle falsas expectativas”.

 

En Colombia, la ley que rige el manejo y práctica de la modalidad alternativa en la medicina es la Ley 1164 de octubre de 2007, ley de talento humano en salud. Esta ley determina que solo los profesionales que demuestren a través de la respectiva certificación académica de la norma de competencia en medicinas y terapias alternativas y complementarias, expedida por una institución de educación superior legalmente reconocida por el Estado, podrán ejercer su profesión y especialidad del área de la salud.

Foto: Proporcionada por Sergio Maldonado

Foto: Vientos Stereo

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply