¿La Paz Compromiso de Todos?

Por: Jorge Raul Solano Morales Periodista Comunicador Social

Si no hubiera visto tanta información respetable y creíble al respecto pensaría que era mentira.

 Cerca de las tres de la madrugada de este sábado 19 de noviembre, diferentes medios de comunicación alertaban al mundo de una situación que estaba pasando frente a las insignes fortalezas que respaldan la democracia en nuestro país, La Plaza de Bolívar.Según versiones de los mismos medios, cerca de 70 hombres del escuadrón del SMAD, irrumpieron en la Plaza sacando a los campistas denominados “la ciudadela por la Paz”, que estaban apostados esperando la firma del proceso de Paz, exigiendo acuerdos entre el Sí y el No.

Fueron más de 270 estudiantes provenientes de diferentes universidades del país, a las que se sumaron grupos sociales, políticos, jóvenes independientes, afros, víctimas del conflicto armado e indígenas que se establecieron allí con carpas sufriendo las incomodidades, como una voz simbólica de resistencia solidaria para evitar el retrasó y la ambigüedad de algunos al acuerdo de Paz.

Este epicentro histórico de Colombia, ha sido por siempre escenario de grandes gestas en las cuales intrépidos y muy patriotas colombianos han tenido el coraje y las agallas de alzar sus voces y mostrarles al mundo lo que debería ser verdaderamente un país democrático. En estos días vimos a estos valerosos jóvenes, niños, ancianos deambular por este corredor demandando a los negociadores de la habana prontitud en la revisión y celeridad en su firma

No hace más de tres días, en entrevista que un periodista de este medio Vientos Estéreo le hiciera a un campista, le informaba que efectivamente desde la capital de Cuba le habían confirmado que la firma del nuevo acuerdo se haría en este escenario, con los campistas.

Sin embargo, hoy a 48 días de estar apostados en esta Plaza, y de incluso ser visitados por el presidente Santos al reiterar su compromiso de Paz, los campistas fueron desalojados.

Como en los días de Jesús, cuando fue apresado por el Ejercito Romano, todo se hizo en la madrugada, como si esta hora fuera de cierto la precisa para combatir el don de Paz, o más, que ninguno se iba a enterar de aquel hecho.

Lo cierto es que la noticia que le dio la vuelta al mundo, dice que el alcalde de Bogotá, haciendo uso de la fuerza del EMAD, desaloja a los campistas de pugnaban por la Paz, apostados en la Plaza de Bolívar. Una noticia que si no estuviera tan comentada y difundida pensaría que fuera mentira, pero no, aún no ha llegado el 28 de diciembre, lamentablemente es cierta.

Solo nos basta esperar las reacciones del primer mandatario de la capital, sus argumentos y sus señalamientos para haber dispuesto de tan exagerada fuerza para desalojar a quienes solo propendían por la Paz de Colombia; “Una voz que clama en el desierto”.

Por: Jorge Raul Solano Morales Periodista Comunicador Social

JORGE BIEN copia

Fotos: Tania Liliana Duarte Giraldo – Fotógrafa –Socióloga Universidad Nacional de Colombia – Magíster en Estudios Latinoamericanos Universidad de Salamanca – España.

Fotos: Bluradio

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply