¿Quién estafa a quién?

Por Hernando Urrutia Vásquez –  Director de Programación de Vientos Stereo

En estos días en medio del escándalo y el bombo aúlico de los medios de comunicación, llegaron a Bogotá los prometidos pero también discutidos buses nuevos, bueno mejor decir que portaban un letrero en donde se presentaban a los ciudadanos que tanto han cuestionado el sistema, como nuevos. ¡qué era ese aviso? Quería la alcaldía mayor sacarse el clavo de los tantos debates que la oposición le ha hecho y  consolidar la simpatía que sin reparos le ha aprobado absolutamente todo incluyendo el parque automotor ya tantas veces denunciado como venenoso?

Pues  muy de malas el doctor Peñalosa porque esos mismo buses portadores de la advertencia: se vararon.

Duró muy poco la fiesta y entonces la ciudadanía se empezó a preguntar ¡¡¡¡qué pasó doctor? no que eran últimos modelos?

La verdad es que si son últimos modelos o sea los que les quedaban porque no los habían podido vender los señores de volvo. Pero lo más normal en un negocio es que si uno se siente tumbado,reclama. No sucedió asi, porque coincidencialmente aparecieron unos bárbaros incendiarios que fueron los de la culpa ante la opinión pública y todo el mundo empezó a hablar de los actos vandálicos desviando la verdadera discusión que va mas allá del hecho condenable por supuesto y son las innumerables  acusaciones que se le han hecho al primer mandatario sobre el enorme negocio que tercamente realizó con la chatarra que ya no reciben ni en el Africa.

Se indignó porque un concejal lo llamó vendedor de buses

Pero no tuvo inconveniente en contratar  vehículos que incluso no casan con las plataformas de las  paradas o estaciones, y no siente que es un muy mal negocio para la ciudad respirar Diesel y dejando estafar al erario público con vehículos que en sola exhibición  ya están fallando? Por situaciones menos delicadas fue sancionado el anterior alcalde!! Ese hecho le basta para deshacer el contrato. Pero no lo va a echar para atrás, más bien va a seguir sacando propaganda con realidades maquilladas y publirreportajes

De dudosa constatación como lo han dicho muchos en las redes ¡¡ y no pasa nada en está Bogotá saudita!!!en donde a una señora con preinfarto la auxilia el Smad o se mueren personas esperando una ambulancia y para rematar

Los buses entran a jugar en el festival de la contaminación.

 

Fotos: Hernán Riaño

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply