Localidades de Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar, Usme, Suba y Engativá necesitan más colegios

La razón es que hacia esos sectores se está expandiendo la ciudad. En 523 barrios de esas zonas, precisa el informe, se requieren unas 200 edificaciones, aunque no necesariamente colegios, que beneficiarían a 32.727 niños.

La localidad en la que se identificaron más barrios con demanda de cupos fue Bosa, con 137. La siguen Ciudad Bolívar (96), Suba (94), Kennedy (77), Engativá (74) y Usme (25).

El documento tiene en cuenta la necesidad de más infraestructura como respuesta a la probable ampliación de la jornada completa que se viene en las próximas administraciones. Actualmente, 254.991 estudiantes se benefician de ese programa, en el que estudian ocho horas diarias. Sin embargo, la matrícula del Distrito ronda los 900.000 alumnos. Si se comienza a incrementar el número de beneficiarios de esa política, la demanda de infraestructura aumentará.

La pregunta que surge es: ¿cómo conseguir y construir la infraestructura necesaria si el gran problema de la administración de Gustavo Petro fue hallar suelo disponible para construir nuevos colegios?

Camilo Santamaría, coautor del estudio, dio varias opciones. Una es comprar predios, pero hay una dificultad, precisamente, por la competencia por la tierra. Por ejemplo, con los constructores de vivienda o con otras dependencias del Distrito que deben encargarse de conseguir los lotes para los parqueaderos de buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Otra alternativa es “repotenciar colegios” ya existentes, con el fin de adecuarlos para el aumento de demanda futura. También propuso la posibilidad de buscar estrategias que le permitan a la Alcaldía invertir en predios de Soacha, teniendo en cuenta la expansión hacia ese municipio vecino del sur. Habría que hacerlo mediante mecanismos legales de integración metropolitana.

Más allá de eso, la Secretaría identifica en el estudio 1.659 predios que podrían comprarse y donde podrían levantarse infraestructuras educativas en Bogotá.

La dificultad para encontrar suelo disponible es el argumento que la Alcaldía de Gustavo Petro ha esgrimido para justificar el incumplimiento de las metas que propuso en su plan de desarrollo. Por ejemplo: prometió 30 colegios nuevos en lote nuevo, de los cuales no entregará ninguno y solo arrancó tres.

Hoy, sin embargo, la administración rescata lo hecho en gestión de suelo, que le permitirá al próximo alcalde ser más efectivo: “Al inicio de este gobierno, la educación pública tenía únicamente dos predios para edificar nuevos colegios (El Ensueño, en Ciudad Bolívar, y La Felicidad, en Fontibón). Gracias a una gestión dedicada, la Secretaría de Educación deja al gobierno entrante 150.930 metros cuadrados habilitados para infraestructura escolar”, detalla la Secretaría en un comunicado.

Eso, sin duda, le facilitará el trabajo a Enrique Peñalosa, cuya propuesta educativa incluye la construcción de megacentros en las localidades,dedicados al aprendizaje no solo cognitivo, sino a la formación artística, recreativa y deportiva.

Post source : El Espectador

About The Author

Related posts

Leave a Reply