La importancia de no tener títulos

 

Por: HERNANDO URRUTIA – Director de Programación Vientos Stereo

El título: antes de entrar en materia vamos a ver la definición de título al menos en lo que interesa:

 Título es lo que en materia académica otorga una institución educativa a sus estudiantes y que quiere decir que  cumplió con los requisitos entre ellos  el capacitarse para ejercer una profesión en lo que tiene que ver con las materias objeto del estudio, así que si yo hago un curso de modistería o en administración de  empresas, la institución le dice a la sociedad que puedo responder a cualquier empresa  así como a lo largo de la vida obtengo varios títulos: preescolar primaria,secundaria, profesional,magister,especialización…

Eso en caso de la honradez que se tenga, pero resulta que en Colombia en particular, no sucede de esa manera: aquí “chiviamos” o nos inventamos respaldos y repetimos el cuento del “que pase el aserrador” o sea  yo miento y después veo cómo me las arreglo y vamos al caso de erase un candidato  al primer cargo de la ciudad que llegó precedido de la propaganda de ser un experto en materia de ciudades porque tenía más cartones que cambuche de gamín, y para hablar en términos  futboleros: metió gol.

Mucho tiempo después se descubrió que para lo que dijo que era idóneo no tenía la certificación que dijo tener y que los títulos que acreditó durante décadas no existían, así que le mintió al país y en particular a Bogotá, ciudad que lo soporta ahora, con unas autoridades que persiguen y castigan a un falso bachiller, pero absuelven  a una persona que esgrime títulos que no tiene y que engañó a millones de bogotanos. Pero no todo es malo en nuestro gobernante: para lo que no tiene título pero es bueno es para vender buses, pero no  un chichipato negocio de un bus, es para darle salida a la empresa para la cual ha trabajado, Volvo, de  cientos de buses de una vez y con el  Estado, que nos obligará a comprar a las malas  la chatarra con la que está engüesada la compañía  y por si fuera poco nociva para los pulmones.

En nada se diferencia el doctor Peñalosa de los avivatos que se aprovechan de la ingenuidad para hacer de las suyas como, recordemos el embajador de la India o tanto vivaracho que se cuela en los cocteles,  igual que la gente comenta ¿de quién será la fábrica de pasto artificial? Y quienes serán los propietarios de los buses?,  ¿cómo es esa negociación?     

Foto: Hernán Riaño

Foto: Facebook de Hernando Urrutia       

About The Author

Related posts

Leave a Reply