Falleció estudiante de la Universidad Distrital que habría sido agredido por el ESMAD

Photo Credit To El Espectador

Según informaron sus familiares, ayer viernes 3 de Junio sobre la 1:50 de la mañana falleció el estudiante de la Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital que se encontraba en coma inducido en el hospital El Tunal tras haber sufrido un traumatismo craneoencefálico  severo en medio de la marcha que adelantaban estudiantes de la facultad el pasado 21 de abril.

Miguel Ángel Barbosa, el estudiante, participó aquel día de abril en la manifestación que hicieron los estudiantes alrededor de la facultad Tecnológica ubicada en la localidad de Ciudad Bolívar. Aquella tarde los estudiantes se movilizaban protestando sobre un carril de la avenida Villavicencio debido a la reciente del concejo superior de convocar la elección del rector, ya que el actual (Carlos Javier Mosquera) está ejerciendo como encargado desde febrero del 2015.

Sobre el accidente que sufrió Miguel Ángel hay varias versiones encontradas por parte de los estudiantes y de las autoridades. Algunos estudiantes dicen que el resultó afectado por un gas lacrimógeno lanzando por el ESMAD directamente a su cabeza. También se afirma que un grupo de desconocidos se infiltró en la marcha para generar violencia y tergiversar el sentido de la protesta, que ellos provocaron al ESMAD y estos respondieron con los gases. El coronel William Sanchez, subdirector de la policía afirmó que actuaron frente a unos disturbios, pero no da más detalles. La fiscalia general entró a investigar el caso para determinar los responsables y averiguar por qué, entre otras cosas, cuatro cámaras de seguridad que había en el sector perdieron sus filmaciones.

Miguel Ángel Barbosa era un estudiante aplicado que viajaba todos los días hora y media a sus clases, desde el municipio de Madrid. Era candidato para «Ser Pilo Paga», pero no pudo aplicar debido a su puntaje alto del sisben. Por su propia cuenta había ingresado a la Universidad y allí estudiaba desde comienzos del año 2015.

Fotografía: El Espectador

About The Author

Related posts

Leave a Reply