¿El problema del San Juan de Dios es de demolición?