Salvemos a Vientos Stereo, nuestra radio comunitaria

Por Catalina Nava – Panelista de programa radial “El Sur Somos Todos”

Los medios comunitarios de Bogotá desaparecen, mientras Enrique Peñalosa destina miles de millones de pesos en autoelogios y engaños en los grandes medios de comunicación

En la localidad de San Cristobal, en una de las casitas del barrio Santa Ines, se encuentra la emisora comunitaria “Vientos Stereo”. Una iniciativa que nació del esfuerzo de un grupo de jóvenes que, en la década de los 90, realizaban un noticiero que emitía a través de los altoparlantes de las juntas de acción comunal en Usme y que poco a poco se fue convirtiendo en el primer proyecto de comunicación comunitaria al servicio de la gente del sur de Bogotá.

Después de dar el salto a dial, lideraron un proceso de radio comunitaria que inspiró en Bogotá y en todo el país, la batalla por la legalización de las estaciones de radio comunitaria, despertando el apoyo de la ciudadanía y de distintos sectores sociales, logrando en el 2005, tras el fallo de una acción de tutela, la apertura de 37 emisoras comunitarias en 23 ciudades capitales del país. Una primera victoria, pero la lucha continúa.

Durante años, los fundadores e integrantes de Vientos Stereo han trabajado con las uñas para mantener con vida este proyecto que se convirtió en un espacio democrático de participación ciudadana, debate y proyección de artistas locales. Difícil ha sido el camino para esta emisora comunitaria con enfoque popular del sur de Bogotá, principalmente por la falta de apoyo de la administración distrital de Enrique Peñalosa.

Como se ha conocido, Peñalosa gastó más de 100 mil millones en publicidad durante los primeros dos años de su alcaldía para autoelogiarse, un gasto innecesario que no se compadece con el nulo apoyo a los medios comunitarios en Bogotá, que agonizan ante la mirada indolente de la administración distrital. Como lo denunció la FLIP, el Alcalde se ha gastado miles de millones difundiendo supuestos logros a través de grandes medios como Caracol Radio, Caracol Televisión, El Tiempo y RCN, quitando la posibilidad a los proyectos de comunicación comunitaria de recibir financiación a través de pauta del Distrito.

Este abandono de la Alcaldía Distrital a los proyectos de comunicación comunitaria tiene la impronta de una administración que censura y castiga a aquellos medios que brinden espacios democráticos para que la ciudadanía manifieste su inconformismo, cómo si de esta forma pudieran ocultar que es el de Bogotá,  el alcalde con  la menor favorabilidad del país. Ante esta dramática situación, el 19 de octubre, los productores de “Vientos Informativos”, el noticiero de la emisora, anunciaron como un triunfo de Peñalosa contra los medios comunitarios la salida del aire de este programa informativo. Un retroceso para la democracia y el derecho a la información, producto de la desfinanciación y el abandono estatal.

Los habitantes del sur de la ciudad no permitiremos que nuestra emisora salga del aire y silencie sus micrófonos, por eso hacemos un llamado a la ciudadanía para rodear y apoyar estos proyectos de comunicación comunitaria dada su importancia para la defensa de la democracia, la libertad de expresión y el derecho a la información

 

 

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply