Las memorias borradas de Bogotá

En una entrevista concedida a Vientos Stereo el concejal Hollman Morris soltó una noticia que pensamos era de Actualidad Panamericana: había sido borrada la historia del periodo de Gustavo Petro en los archivos de Canal Capital que es el órgano oficial del Distrito. Quedé perplejo; volví a consultar la grabadora  para constatar que efectivamente era la voz sin hackear del periodista que dirigió los destinos de dicho canal y me convencí de la veracidad de la noticia.
Ya en la emisora en medio de las noticias se puso sobre la mesa la declaración del exalcalde Petro acerca de que en YouTube también había sido bajado todo lo que tuviera que ver con la administración inmediatamente anterior. ¡No lo podía creer! Eso sucedía en la democracia más antigua del planeta, en el tiempo de negociación de las divergencias hacia un “proceso de paz”, ¡¡¡Con un centro activo de la memoria histórica!!!
Casualmente traje a la memoria esas películas de la edad media en donde se quemaban toda clase de materiales incluyendo los humanos, disidentes del orden establecido o simplemente acusados por alguien del establecimiento imperante. !claro! estábamos frente a una hoguera -pero esta era virtual-  con la cual había que echar a la hoguera (era un símil) al igual que en épocas mozas del procurador tan recordadas en estos momentos.
En vista de esto un historiador que futuramente  consulte sobre la historia de Bogotá, encontrará un vacío de cuatro años en donde la ciudad quedó  a la deriva y retomará las fuentes a partir de ese periodo nefasto en donde volvieron a reinar aquellos que fueron cuestionados por desfalcar el erario público.
¡Pero cómo puede ser! -se dirá  para sí- y le tocará consultar con la memoria oral de los habitantes  a los que sus abuelos les contaron con énfasis de casi ficción, que hubo un personaje que alertó desde su campaña la escases de agua para la ciudad y el mundo, que  apoyó a todo el movimiento ambientalista y arriesgó su vida por  rescatar el patrimonio público, pero que figura en  los anales de la historia como el alcalde que no reía con nadie, que fue criticado por sus correligionarios por cazar peleas inútiles y  que lo que hizo ha debido hacerlo con más despacio y sin entrar en pelas con nadie y la historia lo borró de sus páginas como castigo.

HERNANDO URRUTIA
Director de Programacion
Vientos Stereo

About The Author

Related posts

Leave a Reply