La salud en manos del Chapulín Colorado

Definitivamente el modelo de salud cambiará en Volvotá y es porque va a haber una “atención integral” es decir que  para eso se  fusionaron  los hospitales públicos con la mira a que más adelante entren las entidades privadas a ser socios y poder cumplir con el sueño de “ciudad salud” que tantos beneficios traerá a los colombianos.

“Vamos hacer una revolución” dijo el primer mandatario de los bogotanos, el doctor Peñalosa, y efectivamente uno de los puntos que llaman la atención es la división  que hace la Secretaría de Salud, en el que establece la atención a personas  sanas y a las enfermas: las sanas serán atendidas y las enfermas tendrán que demostrar que están agónicas para ser recibidas en urgencias en uno de los centros fusionados. Así que una persona con hepatitis tendrá que llevar el hígado en la mano para agilizar la atención.

Otro de los aspectos es la ausencia de colas para solicitar atención, porque se ha considerado que es mejor morirse en su casa que esperando una ambulancia y los economistas  que están al mando de la reestructuración esperarán saber cuanta gente se muere, para así determinar el número de especialistas  a contratar.

Menos mal existe en el mercado y lo despachan en los puntos de  atención por eso el Secretario de Salud a la vez que solicita paciencia está él  mismo  recetando el tramadol

 Por Hernando Urrutia Vásquez

Hernando-Urrutia

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta