Identificadas cinco víctimas del “Asesino de Monserrate”

Photo Credit To El Espectador

El grupo de expertos que conformó el Instituto de Medicina Legal para investigar e identificar a las víctimas de Freddy Valencia (conocido como el Asesino de Monserrate) ha logrado en poco más de dos meses lo que parecía imposible. Luego de recibir los restos óseos de 11 mujeres, sin una pista para dar con su nombre, ya han identificado a casi la mitad.

Ayer se conoció el reporte de la quinta identificada. Se trata de Sandra Lucía Acosta Ramírez, de 28 años, quien desde hace unos años optó por vivir en las calles. Según datos oficiales, la familia de la joven la reportó como desaparecida el 28 de agosto de 2007, cuando apenas tenía 19 años. Luego de unos meses de intensa búsqueda, lograron dar con su paradero y la reportaron como aparecida viva.

Sin embargo, la joven volvió a huir. En esta oportunidad no acudieron a las autoridades sino en diciembre pasado. Tal parece que sirvió el llamado que hizo en esa oportunidad Medicina Legal a todas las personas que tuvieran indicios de tener un familiar en el Bronx. El pasado 15 de diciembre, los parientes de Sandra Lucía la reportaron de nuevo como desaparecida. Dijeron que desde septiembre de 2012 no tenían noticias de ella. Finalmente, las pruebas de ADN confirmaron su identidad.

Las otras víctimas

La macabra historia del Asesino de Monserrate se conoció a finales de 2015, cuando la Policía encontró restos de varios cuerpos enterrados en las inmediaciones de los cerros orientales. El hombre aseguró que llevaba a su cambuche mujeres habitantes de calle que frecuentaban el Bronx, y a cambio de darles ropa, droga y comida, pedía cinco minutos de placer. Si ellas no accedían, las asfixiaba y luego las enterraba. Confesó haber asesinado al menos a 20 mujeres, pero las autoridades solo han encontrado 11 cuerpos.

La primera identificada fue María del Pilar Rincón Muñoz, de 26 años. El anuncio se hizo el 7 de diciembre. Aunque su cuerpo se encontraba en estado de descomposición, aún tenía tejidos blandos en sus manos, lo que permitió su reconocimiento a través de sus huellas dactilares. Según los investigadores, de esta joven se sabe que huyó de su casa a los 13 años, que era madre de un niño de nueve años (que está al cuidado de su abuela) y que era consumidora de estupefacientes. La última vez que la vieron sus parientes fue en abril del año pasado, deambulando por el centro de la ciudad.

Ocho días después, el 15 de diciembre, el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, confirmó que el equipo interdisciplinario logró establecer el nombre de dos mujeres más: Adriana Patricia Porras Cruz y Ludy Johanna Lara Saavedra y. A la primera la habían reportado como desaparecida el 5 de mayo de 2011. A la segunda, el 5 de julio de ese año. Para entonces, ambas tenían 28 años.

El pasado jueves, Medicina Legal confirmó la identidad de la cuarta víctima, Sonia Jineth Martínez Uribe, reportada como desaparecida en Bogotá el 10 de enero de 2013, a sus 23 años.

Estos son resultados de la investigación, que ha sido posible gracias a los esfuerzos de un equipo integrado por médicos especialistas forenses, patólogos y antropólogos, que siguen trabajando para tratar de establecer la identidad de los cuerpos encontrados el año pasado. Aún faltan seis.

Post source : El Espectador

Sobre el autor

Publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta