El conde…corado

 La noticia con la que amanecieron los bogotanos y que se convierte en  ejemplo para el país  ha sido la tácita felicitación, que mas parece una condecoración, al señor alcalde de la ciudad de Bogotá  por haber bajado los índices de  inseguridad a raíz principalmente de la intervención del Bronx, llamado así entre cosas por  el  marginal sector nuevayorkino.

 El ministro de defensa  exaltó  la labor del primer mandatario en medio de los escandalosos robos a celulares, los atracos incrementados por la crisis que se generó en los barrios a donde fueron a parar los habitantes de la calle, los enfrentamientos entre estos y los vecinos que ya originó una guardia especia barriall  ante la incapacidad de solucionar el problema por parte de la administración, los desaparecidos en el canal de comuneros por la lluvias, la metástasis social  que inundó de vicio  e indigencia barrios tan tradicionales como Las Cruces y San Bernardo, los atracos en los buses y estaciones de transmilenio y que ocasionó que funcionarios de esa empresa fueran atracados, según lo denunció nuestro compañero Hernán Celis, ah y el lastimoso robo al propio hijo del burgomaestre.

Por todo lo que está pasando, que ni los mismos medios pueden ocultar por la cantidad desbordada de delitos (véase city noticias) piensa uno en medio de un sospechar sospechoso que  el señor alcalde trata de  convencer a las víctimas de que eso no les sucedió y que la inseguridad es  una sicosis colectiva de los que en últimas instancias tiene la culpa  por no andar pilas.

Algunos ya están consultando a su sicólogo de cabecera para establecer si fue cierto que los robaron o que les pareció, ya que nuestro alcalde habla con la autoridad que le confiere el nunca haber mentido, que el problema es de percepción. 

hernando

Por: Hernando Urrutia Vàsquez

Foto: Canal Capital

Foto: Camila Charry Noriega

About The Author

Related posts

Leave a Reply