¿De qué tamaño es nuestro enemigo?

Por: HERNANDO URRUTIA Director de Programación Vientos Stereo

El dicho de que no hay enemigo pequeño, le cae muy bien al candidato a la alcaldía Hollman Morris en este país de venganzas permanentes y es que precisamente cuando se prepara a conseguir el gobierno de la ciudad, aparece un hecho que de tajo derrumba la imagen: maltrato intrafamiliar. La sociedad bogotana se estremece y su propio partido entra en alerta sobre qué tipo de militante se encuentra entre sus  filas y entonces uno se pone a leer con detenimiento  buscando el escenario cruel con narraciones espeluznantes y de desenlaces fatales, dignos de repudio, pero encuentra con que un personaje público tiene los líos que tienen la gran mayoría de los ciudadanos y es que se “cuelga” en los pagos de los servicios que también  una buena parte de sus entradas tiene destino a solventar el pago de los estudios de sus hijos en colegios de la “gente bien” porque es mal visto que estudien entre los gamines de los colegios públicos.

Ese “feroz maltrato” tapa automáticamente el otro denunciado, de un personaje público también que físicamente agrede a su novia y surge la pregunta: ¿a cuál darle más énfasis? ¡Pues claro que al caso de Hollman! Porque es el enemigo directo en esta campaña y se van al traste las persecuciones, el exilio, las amenazas de muerte y otras formas de anular que  se tienen para alguien que resulte incómodo para determinados sectores.

Todo lo que se ha dicho está por comprobarse pero no importa el resultado: el daño está hecho, de ahora en adelante en todos los escenarios incluyendo a su propio partido, recurrirán a restregarle en la cara el que no haya cumplido con sus deberes, así resulte bien librado en las conciliaciones efectuadas, porque es un delito que es negociable.

Sectores aprovecharán para impulsar memes en donde se estigmatice lo de sus borracheras en lugar de felicitarlo por haber superado el problema, su irresponsabilidad paternal, a cambio de solidarizarse con el fracaso matrimonial por la crisis misma en la que vivimos.

Después de sacarlo del camino habrá crónicas sobre el asunto pero ya lo habrán anulado ante la opinión, para la opción de manejar los destinos de la ciudad.

Foto: Tomada del Facebook de Hollman Morris

Foto: Hernán Riaño 

About The Author

Related posts

Leave a Reply