Colombia alza su voz

 Con nutrida participación de todas las fuerzas vivas de la nación Colombia se movilizó.

Por Jorge Raúl Solano Comunicador Social – Periodista

Desde los medios motivaban el ambiente, las redes hablaban del hecho, los artistas se pronunciaron, las organizaciones sociales al igual que las sindicales no paraban de invitar a la gran movilización en contra de las desapariciones y la muerte de líderes sociales y activista de derechos humanos en nuestro país.

Un taxi casi a las cuatro de la tarde de este viernes 26 de julio nos lleva rumbo a la cita, frente al Centro de Memoria, en la Capital de la República, comentaba aquel conductor sobre la cantidad de personas que se estaban agolpando en este lugar, y la congestión vehicular que pudiera haber a la llegada, como efectivamente sucedió, un desvió del que conoce su trabajo y nos deja justo frente a la esquina donde se visualizaban ya algunos pendones que enarbolaban el sitio, acompañados por pancartas y afiches con los rostros de personas víctimas de esta guerra sin sentido que padece Colombia.

Hombres, mujeres y jóvenes llevando en sus pechos y espaldas aquellos rostros encarnan en viva voz el dolor de muchas familia destrozadas, de miles de huérfanos y viudas que gritan con voz en pecho ¡NO MAS!; el sentimiento invadía el alma y el dolor llegaba hasta la lágrima al escuchar los testimonios de madres e hijos victimas que contaban sus vivencias frente a las cámaras de casi un millar de periodistas de medios del mundo que cubrían este hecho.

Mediante el sol se oculta la gente se multiplica, la calle 26 se llena de color, señales, logos, avisos, denuncias, peticiones, reclamos, y reflexiones, las situaciones atroces que suceden en las zonas apartadas del país se hacían cada vez más visibles. Artistas de todas las ramas, pegados hombro a hombro con líderes sindicales, sociales, funcionarios públicos, personas del común y tal cual empresario, eran contagiados de la fuerza histriónica, los gritos y las arengas de los universitarios que plagaban a la ya multitudinaria marcha que colmaban la gran avenida.

Calle 26 con carrera 10, uno de los puntos en los que se pudo ver la magnitud de la manifestación, nuestra posición era casi que privilegiada, estábamos ubicados casi

que en la mitad de esta avalancha humana y desde este sitio pudimos comprobar su magnitud, casi que no se encontraba cola mientras la cabeza se acercaba a la calle 19.

Se observa como tímidamente algunos padres de la patria se asoman y desde la barrera saludan a los marchantes, mientras las arengas cada vez más profundas invitaban, “Pueblo mirón únase al montón”.

Ya en la Jiménez, la multitudinaria marcha se desvía para encontrar la séptima, anotando la restricción del trasporte masivo por algunas horas mientras transcurría la manifestación popular, para luego de algunos kilómetros de caminata llegar a la Plaza de Bolívar que a estas alturas 7:30 de la noche estaba abarrotada.

Con la satisfacción y el deber cumplido ante la convocatoria y el llamado firme de la sociedad, contra de las desapariciones y la muerte de líderes sociales y activista de derechos humanos en nuestro país, las pancartas, pasacalles, estandartes, banderas, pendones de todos los activistas sociales y sindicales se recogen, esperando esta manifestación no quede como una más.

Evento que queda opacado en los medios colombianos ante el triunfo de Egan en el Tour, en algunos casi que sin mencionarlo; sin embargo, los registros visuales de las cámaras y dispositivos que capturaron esta gran multitud de rechazó, quedan hoy como evidencia de la fuerza que ejerce un pueblo cuando decide a movilizarse.

Foto: Tania Liliana Duarte Giraldo. 

Fotógrafa – Socióloga Universidad Nacional de Colombia.

Magíster en Estudios Latinoamericanos Universidad de Salamanca – España.

Facebook: @taniaduartefotografa5 
(57 1)305 7900883
Foto: Proporcionada por Jorge Raul Solano

About The Author

Related posts

Leave a Reply