Cámara pone cortapisa a arbitrariedades por parte de Tránsito

Ya era hora de que se pensara en el conductor. En el Legislativo a veces nos dedicamos a aprobar más sanciones y castigos que garantías”: Germán Navas Talero.

Cuotas mínimas de comparendos, inmovilizaciones arbitrarias y ‘fotomultas’ fueron algunos de los temas que se discutieron durante la sesión plenaria de la Cámara de Representantes este martes, y que conllevaron a la aprobación de un proyecto que pretende modificar el Código Nacional de Tránsito.

 

“La iniciativa busca evitar arbitrariedades que actualmente se dan debido a “ambigüedades” en la norma, así como prevenir abusos y extralimitaciones por parte de las autoridades”, según lo argumentaron los congresistas Germán Navas Talero, Ángela María Robledo, Víctor Javier Correa y Alfredo Ape Cuello, autores del proyecto.

 

El texto, como primera medida, contempla prohibir la exigencia de cuotas de comparendos por parte de las autoridades, práctica que se venía imponiendo en todo el territorio nacional, tal y como lo denunciaron en su momento varios medios de comunicación. Por otra parte, exige la señalización correspondiente con el fin de evitar abusos de autoridad frente al control de los límites de velocidad, por lo que, si no existe señal que indique el límite, se entenderá como máxima velocidad la que estipule el Código.

 

La iniciativa busca también impedir las restricciones absolutas para el estacionamiento, salvo cuando sea por razones de seguridad. Evita las sanciones al propietario del vehículo que, sin usarlo, no tenga la revisión técnico-mecánica correspondiente, puesto que si el vehículo no circula no causa ningún riesgo.

 

Uno de los aspectos más llamativos del proyecto es el que se refiere a la inmovilización de los vehículos; y es que, a pesar de que actualmente la norma permite subsanar una falla o avería con el fin de evitar esa inmovilización, la autoridad acostumbra a ‘levantar’ el carro. Para superar esta extralimitación, la iniciativa concede el plazo de dos horas para que el infractor pueda subsanar la causa de la inmovilización, y en el caso de que el agente se oponga e insista en llevarse el automóvil, este tendrá que responder penal y disciplinariamente por el abuso.

 

Respecto a las llamadas “fotomultas”, el proyecto limita su utilización exclusivamente cuando el vehículo se encuentre en movimiento.

 

También se contempla, como garantía procesal, la declaración del agente de tránsito que impuso el comparendo en caso de que así lo exija el sancionado, y en caso de la no comparecencia se exonerará al presunto infractor.

 

Para uno de sus autores, el representante Germán Navas Talero, “ya era hora de ponerle un cortapisas a las extralimitaciones por parte de las autoridades de tránsito del país y es precisamente el Congreso el que tiene que prevenir esos abusos por parte de las autoridades”.

 

El proyecto pasa ahora a Senado, en donde deberá cursar dos debates restantes.

GERMAN NAVAS TALERO
Representante a la Cámara por Bogotá
Polo Democrático Alternativo
Por: Francisco Cristancho Rojas – Oficina de prensa del Representante Germán Navas Talero
Foto: santanderdequilichao.net proporcionada por la Oficina de prensa del Representante Germán Navas Talero

 

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply