¡!El mal ejemplo cunde!

Por: HERNANDO URRUTIA- Director de Programación Vientos Stéreo

No ha pasado la experiencia de Cajamarca en donde la gente salió a ejercer el derecho,  mediante el voto, a rechazar la iniciativa minera de la Anglo Gold Ashanti, cuya pretensión era (y es) envenenar el agua subterránea  que surte a los habitantes del municipio y otros vecinos  con aplicación del mercurio y el cianuro para extraer oro, lo que de paso generó en meses pasados un movimiento cívico en Santander.

Para alguna explicación válida para el lector, quien se envenena con cianuro no alcanza ni a dejar el vaso en la mesa, por la velocidad y letalidad del efecto.
No ha pasado la experiencia de Cajamarca, cuando otro pueblo del departamento del Meta (Cumaral) se lanza por la misma vía para rechazar la explotación del petróleo en su suelo.
Sea cual sea el resultado,(en el momento de escribir esta nota no se sabe el resultado) es un libre ejercicio establecido por la constitución dentro de los cánones de la democracia más antigua del continente, como lo repiten casi rezando nuestros dirigentes, pero también es bueno recordar que recién se anunció el resultado, salió el ministro de ambiente a denigrar de la victoria de quienes rechazaban la  explotación, condenándola por irrespetar las leyes establecidas.  
Entonces me surgió  el interrogante de por  qué es más ilegal el ejercicio democrático y no las amenazas de las águilas negras, con comunicados intimidatorios.  Y claro es que nuestros mandatarios tienen aguzado el ojo para detectar brotes de rebeldía desde su génesis; se las pillan  desde la semilla de lo que más tarde se puede convertir en un dolor de cabeza, saben que cualquier acción salida de los cánones de su democracia atenta su estatus y puede crecerse hasta límites peligroso para sus intereses, que son los que, en últimas, se afectan.
 
A partir de ese concepto, es de admirar el matrimonio: poder y patrimonio y a partir de allí cualquier estructura legal es siamésica con  la estructura económica y por eso ha pesado tanto la aprobación de la tutela  que tantos alcances ha llegado a tener y tanto arrepentimientos ha generado en el establecimiento.  De igual forma la figura de la revocatoria, que está ad portas de triunfar en Bogotá y atacaría en los municipios al clientelismo, lo que dejaría por el suelo el repetitivo coro de que nunca triunfará una revocatoria y en caso de que haya que sacrificar al Consejo Nacional Electoral, pues ni modos.
Además algún subsidio puede ser germen de una insurrección, según sus calenturientas cabezas.
Foto: Pagina facebook de Hernando Urrutia

About The Author

Related posts

Leave a Reply